Proceso de obtención del azúcar
Materia Ambiental
Generación de Energia


TRATAMIENTO DE EFLUENTES LÍQUIDOS

La experiencia internacional en tratamiento de aguas servidas de centrales azucareros muestra que los sistemas más usados para este propósito son los filtros percoladores, las zanjas de oxidación y los sistemas de lagunas combinadas, de los cuales este último ha sido el mas ampliamente utilizado. Motivado al éxito de la aplicación del sistema de lagunas anaeróbicas, aireadas, aeróbicas y facultativas en países como Sudáfrica, Australia y en el estado de Florida - E.E.U.U., se seleccionó esta alternativa para CEPSA.

Los trabajos de construcción del Sistema de Tratamiento de Efluentes Industriales - CEPSA (STEI) fueron culminados en 1986, quedando conformado de la siguiente manera:

Cuatro lagunas anaerobias con un volumen de 15.120 metros cúbicos (m3) cada una, una aerobia de 14.092 m3 y una laguna de pulimento de 16.500 m3.

La capacidad de diseño del sistema para tratar efluentes fué de 126 a 252 m3/h, acondicionando de esta manera el agua para ser utilizada en el riego de la caña de azúcar, o en su defecto para ir al Río Aragua. Es importante mencionar que el tratamiento que se le da al agua en este sistema es netamente biológico por lo que no hay incorporación de químicos sino lo necesario para ajustar el pH y obtener un buen balance de nutrientes, así se le da tiempo a los microorganismos que se encuentran en el agua, proporcionándoles las condiciones adecuadas, para que ellos haga la transformación de la materia orgánica que viene en el agua, a una forma mas sencilla y menos contaminante, a su vez estos compuestos orgánicos son utilizados por estos microorganismos en su ciclo de vida.

En febrero de 1987 se puso en marcha la planta con la prueba de los equipos y estructuras construidas, así como el llenado de la primera laguna, dando así un paso anticipado a las primeras leyes que se aprobaron en Venezuela en materia ambiental. Este sistema fue construido en función de las normativas existentes para la época.

En la búsqueda de mejoras, se han llevado a cabo algunas experiencias tales como la siembra de bacterias en las lagunas anaerobias a fin de eliminar los malos olores y acelerar el proceso de descomposición de la materia orgánica que ha ido en aumento debido al incremento del afluente respecto a la capacidad de diseño, y por otra parte también se realizaron pruebas de inyección de oxígeno puro, en forma líquida, a fin de disminuir los niveles de demanda bioquímica de oxigeno (DBO5) en la laguna aeróbica; con el objeto de que en algún momento estas aguas puedan ser re-utilizadas a nivel industrial.

En la actualidad la planta de tratamiento está trabajando dentro de los rangos exigidos por la legislación vigente (Decreto N° 3.219), sin embargo, se debe continuar trabajando e investigando para mejorar y estar alerta ante los constantes cambios que se vienen presentando en esta materia.